ÀNGEL PÉREZ

Curioso y extrovertido, pero tímido y algo reservado en ciertos aspectos, Àngel ha estado en contacto con las artes escénicas desde muy pequeño. Lo demuestran un montón de fotos ochenteras y noventeras de improvisaciones delante de la cámara de mamá, los espectáculos musicales para la familia, las imitaciones y playbacks de final de curso, los bailes de salón en la asociación de vecinos, las primeras notas de violín en el desván con las amigas…

Apasionado por la cultura francófona, en la universidad se rodeó de los grandes dramaturgos de la literatura clásica francesa y se volvió más lingüista que nunca. Pero el teatro siempre estuvo ahí, a pesar de andar para arriba y para abajo entre Francia y Lleida.

La casualidad lo empujó a un cásting que lo precipitó hacia un mundo maravilloso. El escenario profesional lo inundó de teatro familiar, de títeres, de espectáculos pedagógicos.

Y al fin, llegó Anatomia del Cactus.

Mujer caótica donde las haya. Desde muy joven, gracias a las facetas artísticas de su padre, empezó a interesarse por el mundo de la música y de la interpretación. Deambuló durante varios años entre Barcelona, Madrid y Lleida para ordenar sus inquietudes artísticas. Hasta que saltó a los escenarios, aprendiendo con cada uno de los espectáculos que realizó.

Los títeres entraron en su universo de la mano del Centre de Titelles de Lleida, donde descubrió la belleza de este arte.

Cuatro mujeres se cruzaron en su camino y con ellas inició un precioso e intenso proyecto teatral bajo el nombre de Cametes Teatre.

Ahora, con Anatomia del Cactus, mezcla sus pasiones de una manera poética que, tal y como la planta que la representa, son bellas pero punzantes.

CLARA OLMO